La bonita Comunión de Inés

Inés tiene una alegría contagiosa. Fácil teniendo una madre como la suya, Cristina, que, desde el primer momento que contactó conmigo, me dejo claro que quería que fuese yo la fotógrafa de la Comunión de su hija. La confianza que depositó en mi y lo divertidísima que es la familia de Inés, dio como resultado una sesión preciosa en una tarde de primavera que se nos hizo demasiado corta.

Familia, os deseo lo mejor y espero que podamos volver a coincidir pronto, porque se lo mucho que os gusta guardar los momentos bonitos que compartís.

Silvia de Castro