Consejos para una sesión de Comunión perfecta

1

 NUNCA ES DEMASIADO PRONTO

 

Con la primavera, mi estación favorita, llegan las Comuniones. Mi agenda se llena con rapidez ya que únicamente realizo una sesión de Comunión al día para dedicarme por completo a la familia fotografiada. Tened en cuenta que necesito cerca de 15 días para seleccionar vuestras fotos y editarlas, además de diseñar vuestros recordatorios o maquetar los álbumes de fotos. He preparado un catálogo lleno de productos bonitos para acompañar vuestra sesión.

Así que si estáis interesados, os aconsejo reservar con tiempo. Las plazas son limitadas y, al terminar la temporada, ya tengo cubierta parte de la agenda del año siguiente. Me hace muy feliz que haya papás que cuando le entrego la Comunión de su hijo, ya me reservan fecha para los hermanitos.

2

 FUERA NERVIOS

 

Para muchos padres la preparación de la Primera Comunión de sus hijos es una etapa llena de nervios para conseguir que ese día todo sea perfecto. Elegir al fotógrafo que inmortalice esos momentos es una decisión importante ya que las imágenes que tome ese día serán el recuerdo que conserven. Momentos efímeros que quedarán captados para siempre. Mis sesiones fotográficas están pensadas para disfrutar, tanto grandes como pequeños, y pasarlo bien todos juntos. Si nuestro protagonista se divierte, me regalará sonrisas sinceras y miradas cómplices llenas de ternura.

3

HAGÁMOSLO CON CALMA

 

Desde hace ya algunos años no realizo Comuniones durante la celebración, normalmente las Iglesias y los colegios cuentan con su propio fotógrafo. Mis sesiones son completamente diferentes, sin los nervios propios de vuestro gran día.  Son sesiones en exteriores, lo que las hace únicas y diferentes, y los niños se divierten muchísimo. Yo os puedo aconsejar lugares donde sé, por experiencia, que las fotos salen muy muy bonitas pero quizá vosotros tengáis un lugar con un significado especial donde os gustaría que hiciéramos vuestra sesión.

Podemos plantear la sesión de diferentes maneras. Al no tener prisa, hay papás que prefieren comenzarla en su propia casa, con los preparativos, momentos de peinado, laca y risas, papá poniendo los zapatos, mamá abrochando el lazo del vestido… Hay otros papás que prefieren dirigirse directamente al lugar elegido, al aire libre, y comenzar allí nuestra sesión. Primero con el traje de Comunión. Y, después, podemos añadir fotos mas desenfadas con ropa mas informal.  Así que podéis elegir cualquiera de ellas o una combinación de las que más os gusten. Papás, hermanos, abuelos y quien vosotros queráis pueden salir en vuestras fotos.

Las fotos se pueden hacer antes o después de la Comunión. Hay papás que con las fotos de nuestra sesión diseñan los recordatorios o encargan un libro  de firmas, otros prefieren hacerla después por miedo a que el vestido se ensucie.

4

VAMOS A DIVERTIRNOS

 

Los niños niños son y así es como quiero reflejarlos en mis fotografías. No quiero posados imposibles ni aquellos otros que recuerden  a las imágenes que nos tomaban de pequeños, tan serios y trascendentales.

Hay niños tímidos, otros son mas alegres, y cada uno necesita su tiempo de adaptación a la cámara, es por ello que no tenemos prisa. No les digo que sonrían, lo que hago es provocar situaciones divertidas con las que nos reímos juntos. Cuando ellos se  sienten cómodos, dan lo mejor de si mismos y se muestran como realmente son. Siempre me gusta incluir algún detalle que haga de las fotos algo más personal, como un juguete especial, ya que los niños se portan mejor si están rodeados de cosas que les gustan. Si ellos disfrutan podremos crear unas imágenes inolvidables que, cada vez que las veáis os devolverán a la infancia de vuestro hijo.

5

 VUESTROS NIÑOS SON ÚNICOS

 

A esta edad los niños tienen una personalidad ya muy marcada y hay que adaptar la sesión a cada uno de ellos, reflejar esos momentos de su infancia, ya que pronto entrarán en la etapa de la adolescencia. La diferencia entre niños y niñas, para ser fotografiados, es muy notoria a esta edad, mientras ellas se sienten princesas con sus vestidos blancos, ellos se muestran algo mas tímidos. Por ello hay que dedicarles todo el tiempo que necesiten y confiar plenamente en la persona que va a fotografiar su sesión de Comunión para se puedan sentir ellos mismos y mostrarse naturales.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar