Andrea

Cuando Marta, la mamá de Andrea, se puso en contacto conmigo para hacer las fotos de la Comunión de su hija, no pensé que se quedaría corta al describirme a su pequeña. Andrea, con su gran sonrisa, su espontaneidad y su dulzura, es todo lo que me contaba su madre y mucho más.

Una calurosa mañana de junio, con un parque casi desierto, hicimos unas fotos maravillosas. nos divertimos y reímos. Y fue tan fácil. porque Andrea se movía delante de la cámara con tanta naturalidad, que las fotos salían solas.

No puedo olvidarme de la abuelilla de Andrea que, a pesar de no gustarle salir en las fotos, posó feliz para tener ese bonito recuerdo con su nieta y aguantó el calor como una campeona.

Marta, gracias por, desde el principio, vivir nuestra sesión con tanta ilusión.

Y gracias, Andrea, por ser como eres.

Silvia de Castro